JUNTOS PODEMOS HACER MÁS

El Club de Golf Peralada, campo asociado a la AECG, amplía su oferta con una bodega

Este club de golf catalán, miembro asociado a la AECG, dispone de un amplio complejo hotelero con campo de golf. Ampliando su oferta de servicios, recientemente acaba de inaugurar una bodega, con la que se pone la guinda a un proyecto impulsado por la familia Suqué Mateu.

Perelada ha dado comienzo a la actividad ecoturística de su nueva bodega este pasado 24 de junio, un lugar en el que el visitante podrá disfrutar de una experiencia única. A tan sólo unos días de abrir sus puertas al público, la nueva bodega ya había registrado más de 1.000 solicitudes de reserva para las próximas semanas.

Perelada, que inauguró su nueva bodega el pasado mes de mayo, representa una importante iniciativa empresarial impulsada por la familia Suqué Mateu con el fin de expresar el máximo potencial de los suelos del Empordà y obtener vinos excepcionales. 

“Esta nueva bodega abre a la sociedad un legado de décadas de dedicación familiar, ligada a un terroir que enamora por su diferencial heterogeneidad y carácter —cercano, elegante y genuino— y que está marcado por su ubicación entre el Pirineo y el Mediterráneo”, comenta Javier Suqué, presidente del Grup Peralada, quien ha asegurado también que la apertura de la nueva bodega “significa la apuesta de una familia por una tierra a la que ama y por el potencial de unos vinos en los que tanto cree. Además de permitir dar un nuevo impulso a la elaboración de nuestros vinos, haciéndolo de una manera sostenible y apostando decididamente por la experimentación y la innovación”. “Ahora tenemos el reto de conquistar a la sociedad para que venga a conocernos en persona en una experiencia ecoturística única”.  

La nueva bodega Perelada pretender ser el gran referente del enoturismo en la DO Empordà y uno de los proyectos más amplios, completos y diversificados del enoturismo en Europa.

La propuesta es realmente única en su conjunto. Más que una bodega, es un gran destino. Es el llamado Peralada Resort, formado por el castillo de Peralada y el Monasterio del Carme, con su iglesia y claustro góticos, del siglo XIV, el museo del vino y la colección de vidrio, la excepcional biblioteca,  los jardines, el Hotel Peralada 5*, el Wine Spa, el Golf, considerado uno de los mejores de la Costa Brava, el prestigioso Festival de música de Peralada, el Casino Peralada, dos tiendas de vinos y cuatro propuestas gastronómicas: el restaurant Castell Peralada (1*Michelin), el restaurante  L’Olivera, el restaurante Shiro by Paco Pérez y el wine bar gastronómico Celler 1923, ubicado en la misma bodega. El conjunto es un resort de turismo premium, que permite además la organización de todo tipo de bodas, celebraciones y eventos corporativos en el castillo, en el hotel y en la nueva bodega. Y además, se encuentra a pocos kilómetros de puntos tan relevantes como el Parque Natural del Cap de Creus o el Teatre-Museu Dalí de Figueres.

“Con entusiasmo, orgullo, responsabilidad y respeto a partes iguales, con la nueva bodega estamos dando un impulso decisivo a la proyección y prestigio del destino Peralada, no solo desde el punto de vista vinícola y del enoturismo de excelencia, sino aumentando de forma exponencial el atractivo de una propuesta excepcional que reúne alta gastronomía, patrimonio histórico, naturaleza, paisaje, deporte, ocio, arte y cultura. Una ecuación perfecta en la que reside el secreto del éxito de Peralada y el Empordà como destinos”, afirma Eugeni Llos, director de la bodega.

El paisaje y la tierra vertebran el proyecto arquitectónico, diseñado por los ‘Pritzker’ RCR Arquitectes. Pionera en Europa en ecoeficiencia energética y diseño ambiental, Perelada ha sido la primera bodega europea en obtener la certificación LEED® Gold, la máxima calificación mundial en edificación sostenible.

Considerada como una de las más interesantes del panorama vitivinícola europeo de la última década, la nueva bodega de Perelada es el punto de encuentro entre una propuesta enológica de vanguardia y un proyecto cimentado en la arquitectura de paisaje, la sostenibilidad, la integración en el territorio y el enoturismo de primer nivel.

El Club de Golf Peralada, campo asociado a la AECG, amplía su oferta con una bodega
Un laberinto como lugar de transición, un itinerario para conocer las fincas de Perelada y una cata final

Las visitas a la nueva bodega se han concebido en la línea del enoturismo experiencial, proyectando el sueño de la familia, su apuesta por el territorio, la arquitectura, la sostenibilidad, la calidad y el enoturismo. Con un lento y silencioso descenso a las profundidades de la tierra, buscando una experiencia introspectiva. El recorrido laberíntico por la bodega propone una experiencia inmersiva en las cinco fincas de Perelada–Garbet, Malaveïna, Pont de Molins, La Garriga y Espolla–, y en el proyecto de arquitectura y sostenibilidad de RCR Arquitectes. El itinerario prosigue a través de pasarelas situadas a tres metros de altura para no interferir en las dinámicas de los equipos de enología. El trayecto es especialmente “místico” en el Templo, donde la luz cenital envuelve en un halo mágico este espacio para la excelencia, la creatividad y la experimentación enológica. Para la parte final, se reserva para la sala dedicada a catas, el wine bar Celler 1923 de Paco Pérez, el museo y la tienda.

Con el fin de conseguir una experiencia personalizada, las visitas se han diseñado para recibir a grupos reducidos de máximo 15 personas, que permitan descubrir conceptos que les sorprendan y poder apreciar la excelencia en la elaboración de los vinos de Perelada. “Queremos compartir esta magnífica bodega con todos los que, como nosotros, son entusiastas y amantes del vino, pero no buscamos grandes cifras de visitantes, buscamos cuidar hasta el último detalle y conseguir una experiencia emocional”, asegura el director general de la nueva bodega, Eugeni Llos. 

El Club de Golf Peralada, campo asociado a la AECG, amplía su oferta con una bodega
Visitas y experiencias enoturísticas de la nueva bodega

Bajo estas premisas, Perelada ha desarrollado diferentes tipologías de experiencias que van desde,- las visitas clásicas que incluye guía y una cata o privadas para un mínimo 2 personas-, a los wine tastings personalizados en el wine bar o una sala privada de la bodega-, pasando por las experiencias enogastronómicas, que incluyen un almuerzo y recorrido en Finca Malaveïna y cata de vino, o la visita privada en la emblemática Finca Garbet, con guía a la nueva bodega, degustación de los mejores vinos de la marca y menú degustación en el restaurante con Estrella Michelin del Castell Perelada-. Asimismo, se ofrecen las visitas combinadas, con la posibilidad de conocer la bodega y descubrir los enigmáticos museos de vidrio y vino que aloja el Castell de Perelada.

El Club de Golf Peralada, campo asociado a la AECG, amplía su oferta con una bodega
Celler 1923 de Paco Pérez: maridaje entre vinos excelentes y platillos tradicionales

El recorrido termina con una actividad de cata de vinos con la posibilidad de conocer las mejores añadas antiguas, formatos especiales de vinos de serie limitada o productos para coleccionistas.  

Para finalizar la experiencia el visitante, en la misma bodega, puede disfrutar de la fantástica oferta gastronómica del Celler 1923 de Paco Pérez, un proyecto en el que el visitante tendrá la oportunidad de probar platos tradicionales tal y como se hacían en 1923 con el toque vanguardista de Paco Perez, siempre maridados con los actuales vinos Perelada. Dentro de la propuesta de platillos destacan; Pollo de Pages con cigalas, Albóndigas con sepia, Cerdo Duroc, Embutidos ampurdaneses, así como la Ensalada 1923 con productos del propio huerto y completen la propuesta los quesos de proximidad seleccionados por Toni Gerez.

El Club de Golf Peralada, campo asociado a la AECG, amplía su oferta con una bodega Etiquetas: , ,

Categoría: