JUNTOS PODEMOS HACER MÁS

Agua regenerada: la solución para combatir la sequía en los campos de golf

Agua regenerada: la solución para combatir la sequía en los campos de golf

El Real Club de Golf Las Brisas acogió la jornada de ‘El Golf y el Agua regenerada’ en la que, organizada por el Diario Sur, se trató la problemática de la sequía en la Costa del Sol y la necesidad urgente de soluciones sostenibles para el uso del agua. 

La mesa redonda estuvo participada por Manuel Cardeña, presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y de Acosol; Pablo Mansilla, presidente de la Real Federación Andaluza de Golf; Íñigo Soto, greenkeeper de Finca Cortesín, y que además cuenta con una dilatada trayectoria en el mantenimiento de los campos de golf en nuestro país; y Paul Muñoz, director del Real Club de Golf Las Brisas

También estaba prevista la participación de Juan Antonio López, ingeniero químico y catedrático de Tecnologías del Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz, que no pudo asistir por problemas de salud, pero que envió el siguiente mensaje: “El cambio climático nos obliga a aceptar un cambio de régimen hidráulico en España. Tendremos que apoyarnos más en la regeneración y la desalación”.

López es autor del estudio sobre el uso del agua en los campos de golf que la Asociación Española de Campos de Golf ha impulsado junto con la Real Federación Española de Golf y Acosol, y en el que se determina, entre otros, las especificaciones exactas que debe tener el agua para su uso en los campos de golf.

Cardeña comenzó interviniendo para manifestar de manera rotunda que el agua regenerada ha llegado para quedarse, igual que en su día ocurrió con el teletrabajo, ya que en la actualidad se trata de una opción viable e imprescindible para combatir la escasez hídrica en los campos de golf. Y aprovechó la ocasión para anunciar que Acosol va a llevar a cabo una gran inversión con el objetivo de ofrecer un agua de calidad que solucione los problemas de conductividad evitando, así, la salinidad en el agua que merma las hierbas y los suelos, una reivindicación histórica de los campos de golf. Una inversión significativa para mejorar la calidad del agua regenerada que abordará aspectos como la turbidez y la conductividad y que permitirán que «en menos de un año», la conductividad del agua se reduzca a niveles aceptables para su uso en riego de campos de golf y otras aplicaciones como agricultura, baldeo de calles, zonas verdes pública y privadas, etc.

Agua regenerada: la solución para combatir la sequía en los campos de golf

A este anuncio respondió Íñigo Soto afirmando que “el reto principal del agua regenerada es la conductividad. Llevamos 30 años con esta cuestión. En la Costa del Sol hay campos de golf medianamente jóvenes, pero hay muchos todavía con más de 40 años sin haber realizado grandes renovaciones que permitan su adaptación a la salinidad de este tipo de agua”.

De igual forma se manifestó Pablo Mansilla señalando que “la Costa del Sol Occidental es una privilegiada porque tiene acceso al agua regenerada. Estamos regando en torno al 75 por ciento de los campos de golf con agua regenerada, pero aquellos que no riegan es porque no pueden acceder. El problema de aquellos a los que les llega es que el agua actual es de una calidad que no nos sirve del todo, tenemos que mejorar esa calidad y tenemos que seguir trabajando para que llegue al 100 por cien de los campos de golf en la Costa del Sol y que el precio sea razonable”.

No obstante, además del acceso al agua regenerada, es fundamental que los campos de golf acometan obras de mejora para adaptarse a la nueva situación de sequía. En este sentido, Paul Muñoz, director del Real Club de Golf Las Brisas, apuntó que “a pesar de que la gran reforma del campo se ideó hace más de diez años teniendo en consideración todos estos aspectos, hemos tenido que seguir adaptando el campo a las condiciones que nos estamos encontrando. Mejorando el sistema de drenaje, cambiando especies de césped para adaptarnos a la alta salinidad, es un camino que no tiene fin», ha señalado al tiempo que ha recordado que “cada vez hay menos temporada baja, por lo que hay que ofrecer calidad”.

La inversión global que va a llevar a cabo Acosol será en el plazo de dos años, con partidas que irán más allá del agua regenerada, para “el abastecimiento, el saneamiento y para poner los pilares de esa segunda desaladora”, tal y como ha apuntado su presidente, Manuel Cardeña, para anunciar también que “en el plazo de un mes se darán a conocer las cifras y todas las obras que se van a hacer y en un año tendrá lugar el primer hito relativo a la conductividad. La idea es, de forma inmediata bajar la conductividad en las tuberías y colocar en las plantas depuradoras que riegan campos de golf, plantas de osmosis a la salida para lograr el nivel de calidad máxima en la depuración, prácticamente, con las directivas europeas, vamos a obtener un agua muy cercana a la de consumo, con capacidad para riego”, apuntando que “ese es el objetivo”.

La sequía es una problemática con la que vienen lidian a diario los campos de golf desde hace muchos años ya, por lo que se han ido adaptando a esta nueva situación implementando tecnologías avanzadas y prácticas sostenibles para minimizar el desperdicio de agua, lo que ahora se verá reforzado en los campos de golf de la Costa del Sol con la mejora en la calidad del agua regenerada. En este sentido, el presidente de la Real Federación Andaluza ha recordado que los campos de golf suponen solo el 0,3 por ciento de la superficie del regadío andaluz y el 75 por ciento de es riego “a se realiza con agua regenerada”. Igualmente, ha destacado que “el impacto económico por cada litro consumido es muy superior a otros sectores económicos, convirtiendo el golf en el cultivo más rentable”.

En definitiva, el agua regenerada es la solución para combatir la sequía en los campos de golf. Una medida que además es medioambiental y clave para asegurar un suministro sostenible en el futuro ligado al desarrollo económico de la región, para lo que Acosol y la Mancomunidad de Municipios están liderando este cambio con inversiones significativas y mejoras tecnológicas que garantizarán una calidad de agua regenerada superior.